Proyectos técnicos de instalaciones

ATEN
  • diseña la instalación,
  • certifica su conformidad, y
  • realiza los trámites de legalización.

Instalaciones eléctricas

Algunos tipos de actividades requieren que su instalación eléctrica de baja tensión se legalice con la intervención de un técnico cualificado, el cual debe elaborar un proyecto eléctrico y emitir un certificado de conformidad. Esto ocurre, entre otros casos, cuando la actividad es de pública concurrencia (bares, restaurantes, discotecas, cines, etc.), y en actividades comerciales con superficie destinada al público superior a los 40 m2.

De manera simplificada, se puede decir que las instalaciones de baja tensión se dividen a efectos de legalización en 2 tipologías: las que requieren proyecto y las que no. Nosotros entramos en acción en las primeras, las que necesitan proyecto.

Si legalizar una instalación eléctrica no requiere proyecto, entonces sólo hace falta la intervención de un instalador autorizado, quien es responsable del diseño de la instalación, y debe emitir el correspondiente boletín. La legalización se efectúa frente a una entidad de inspección concesionaria, de las muchas que hay, ya que el mercado esta liberalizado. Esta empresa es la que sella los boletines, cobrando por ello su servicio y las tasas de la administración.

ATEN proporciona el servicio de diseño y legalización de instalaciones en aquellos casos donde es preciso un proyecto. En estos casos también hace falta la participación de un instalador autorizado, pero la responsabilidad sobre el diseño recae en nosotros.

Las legalizaciones con proyecto deben superar, además, un control por parte de una entidad de inspección y control (EIC). Esta empresa es la misma que finalmente sellará los 4 boletines (4 copias) del instalador.


La legalización de las instalaciones de una actividad está vinculada a la legalización de la propia actividad porque hay que presentar la evidencia de que sus instalaciones han sido correctamente legalizadas. La evidencia de ello son los boletines sellados por la EIC.


Instalaciones térmicas

Las instalaciones de climatización y ventilación se legalizan siguiendo un esquema similar a las instalaciones eléctricas. Pero en este caso sólo las actividades de mayor superficie se legalizan con proyecto (con un control de una EIC).

Las instalaciones térmicas se deben legalizar con proyecto cuando la potencia nominal de la instalación supera los 70kW (60.189 kcal/h, en frío: 60.000 frigorías). A modo orientativo, esta potencia la podemos encontrar en locales a partir de 600m2.

Hasta 5kW (4.300 kcal/h), lo cual corresponde con una bomba de calor de tipo doméstico, no hace falta realizar ningún tipo de gestión administrativa. Mientras que de 5 a 70kW se requiere la expedición de un boletín de instalación (certificado de instalación térmica) acompañado de una breve memoria técnica.

El 90% de los locales tienen un sistema de climatización y ventilación que no alcanza los mínimos de confort deseados. Los equipos funcionan, pero el ambiente interior no es agradable, y además no cumplen con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. Aunque su instalación no requiera proyecto, nosotros le asesoramos en la elección de los equipos, la potencia más apropiada, y la configuración que más se ajusta a las condiciones naturales del local.

El objetivo es conseguir un aire de calidad (ventilación) a una temperatura uniforme y controlada, y para ello hay que considerar parámetros de orientación, superficies de transferencia, y recorridos de aire, entre otros.


Instalaciones de combustibles gaseosos

Realizamos proyectos de instalaciones de gas generalmente para restaurantes y rosticerías, cuyos equipos de cocción suelen utilizar combustibles gaseosos, y la suma de sus potencias superar los 70kW.

Si tiene un bar con una única plancha de gas, para la legalización de la instalación sólo hace falta el concurso de un instalador autorizado. Pero si tiene más equipos de gas (gas natural, propano, butano, etc.), entonces deberá sumar sus potencias y por encima de los 70kW será precisa nuestra participación en el diseño de la instalación y la preparación de un proyecto de gas.

Tenemos experiencia en el diseño de acometidas e instalaciones interiores de gas. Con frecuencia la obtención del suministro se convierte en un cuello de botella en la apertura de establecimientos. La apertura se demora porque no hay gas, y no lo hay generalmente por errores de planificación, por el desconocimiento de los resortes y los plazos.

El referente legal es el Reglamento técnico de distribución y utilización de combustibles gaseosos.

Societat Enginyeria